domingo, 7 de mayo de 2017

EL MIEDO.

Es algo que se adentra en ti y que hace que te conviertas en una cosa que no eres. Él crea
ilusiones para confundirte. Muchas veces se manifiesta cuando te encuentras vulnerable; incluso puede volverse más grande y se transforma en terror. ¿Puedes tener miedo a más de una cosa? Sí, no obstante, para superarlo hay que admitir que lo tienes. 

Autora: Cristina Mederos Déniz.
Sexto Nivel. 2017

lunes, 1 de mayo de 2017

MI HÉROE, MI HEROÍNA.

Ella, mi heroína, jamás me ha defraudado, tiene ese superpoder que a todo el mundo encanta, sabe buscar donde no hay, y siempre encuentra la manera de divertirse. Nunca se cansa y puede hacer brillar una casa en menos de un segundo. Muchas veces, el muro de las dificultades intercepta su camino, pero ella lo escala, y salta por encima de él como si nada. Salva vidas, es impresionante lo bien que hace su trabajo. Su recolecta de dinero es dura, pero tanto esfuerzo vale la pena.

Autora: Keyxa Ramos Hernández.

Sexto Nivel. 2017

 El mayor héroe que he conocido ha sido mi abuelo Manuel. Él era alguien importante, siempre estaba ahí para ayudarte. Fue una persona noble y generosa. Una hombre trabajador, nunca estaba quieto.
Cuando era más pequeño, nos pasábamos horas jugando en su jardín, cavábamos hoyos, hacíamos rampas con tierra y tirábamos los coches de juguete … Lo admiraré toda mi vida. Detallista a más no poder. Tras morir de un cáncer de pulmón, dejó una huella en mi vida y en la de mucha gente. Y ahora pienso que nosotros no somos grandes por el espacio que ocupamos, sino por el que dejamos al irnos.
Autor: Pablo Silva Ravelo
Sexto Nivel

Mi héroe, una persona que ha conocido la derrota, el sufrimiento, la lucha, la pérdida y ha
encontrado la forma de salir de las profundidades, y a pesar de todo, ha sabido afrontarlo y sorprendentemente seguir siendo el mismo, es decir, alegre, simpático, divertido, amable… Por esa razón, me encantaría ser una persona tan única y especial como él.

Autora: Laura Ramírez Mucñoz.
Sexto Nivel.

MIS ALAS.

Mis alas salen de mi espada.
Al entrar en combate,
la estrategia de mí se apodera,
y dejo lo demás aparte.
La euforia que siento no hace ni falta explicar,
tú mírame en ese momento a los ojos
y todo de mí descubrirás.

Yago García Hernández

Sexto Nivel


Yo me considero una persona extrovertida, me gusta pasármelo bien y que se lo pasen bien conmigo. Perdono a la gente con bastante facilidad, pues considero que es lo mejor porque si no le vas a dar vueltas al asunto mucho tiempo. Me gusta estar en mi mundo escuchando música. Me puedes contar un secreto, la gente lo hace principalmente porque al día siguiente se me va a olvidar. Odio dar malas noticias, si no me preguntan a mí directamente, me suelo callar. Tengo mucha imaginación, pocas veces estoy aburrido.
Autor: Pablo Silva Ravelo.
Sexto Nivel.


Tengo la virtud de ayudar al necesitado, alegrar al triste, divertir al aburrido y calmar al estresado. Yo veo en los demás lo que casi nadie es capaz de ver: cobardía, talento, enfado, euforia, amor, felicidad, tristeza, frustración, angustia y alegría. También se me da bien escuchar con mucha atención y hacer amigos.

Autora: Dolores Frugoni López
Sexto Nivel.



Yo siento, siempre siento. A veces me enfado, cuando algo no me gusta. A veces me río, cuando algo me hace gracia. A veces lloro cuando algo duele. Me considero una persona extrovertida y muy sociable a la vez que sensible. Pero lo que más me gusta de mí, es la facilidad que tengo para ponerme en el lugar de otra persona.

Autora: Laura Ramírez Muñoz. 
Sexto Nivel

sábado, 29 de abril de 2017

¿QUÉ HARÍAMOS SIN TI?, LIBRO

Madera de abeto
Madera de abeto
que muestra tu figura,
leo una página
y comienza la aventura.
Ya no hay vuelta atrás,
amor y ternura habrá.
¡Oh sabio libro!,
que tus blancas páginas
me incitan a soñar.
Objeto sagrado,
que me haces pensar.
Ahora, tapas mi abismo
y no queda oscuridad.
Por ello, te agradezco
mi bondad.

Autor: Jorge Sosa Cabrera.

Sexto Nivel. 2017.


Poco a poco sigo leyéndote. Te ilustras en mi cabeza, encuadernas mis ojos. Me sobresalto. En un instante mi imaginación se detiene, mientras, con sigilo,se revela lentamente la historia. Cada letra, cada significado no paraban de preguntarme si esta historia tenía el idóneo estilo y la elegancia suficiente para poder inquietar a las personas que leyeran esta exorbitante historia.

Autora: Cristina Ramírez
Sexto Nivel. 2017.


ODA AL LIBRO
Libro, hogar del conocimiento,
drama, alegría, tristeza, sentimientos...,
puerta que nos transporta a otros mundos.
Al abrir la portada
se paran los segundos.
La historia de la humanidad
en él se encuentra.
Cuentos, historias y leyendas,
¡Imposible llevar la cuenta!
Sus personajes se despiertan,
ya no hay vuelta atrás,
las aventuras comienzan
y mil secretos se desvelarán
¿con qué historias nos sorprenderán?

Autora: Sofía Ojeda Trujillo
Sexto Nivel



Leyendas, cuentos, cada palabra, cada frase..., me introducen en tus historias llenas de fantasías, de amor, de tristeza. Un libro es un paraíso donde viajo y aprendo cosas nuevas... Me siento tan afortunada por tener este pequeño objeto, tan importante, tan valioso, este pequeño mundo lleno de sentimientos, este libro.

Elena González Valido
Sexto Nivel. 2017.

Juntos en la bicicleta,
están allí esperando
que alguna manita inquieta
se decida a tocarlos.
Si quieres soñar un rato,
siéntate en tu sillón,
abre tu libro despacio
que comienza la función.
Lee todo con cuidado 
pues te llevarás sorpresas:
El lobo y Caperucita,
Blancanieves y Aladino,
El Quijote y Robin Hood
y la Mafalda de Quino.
Puedes subir a las nubes
y hasta navegar
entre peces de colores
que también saben hablar.

Autoras: Claudia Naranjo y Laura Ramírez
Sexto Nivel.

RODEADOS DE MAR.







Maravilla surcante, te atrae y te aleja dejándote explorar sus tesoros sumergidos. Encuentras historias dentro de él, contemplas su belleza. En las playas, te susurra. Sube y baja como el que escala una montaña y luego se cae. Cautivador de mentes, fuerza imponente es la que mueves. Al desatar tu ira a nadie perdonas y eres la madre de todos los animales acuáticos. Cambias de forma, nos ayudas a sobrevivir, y muchos te lo pagamos envenenándote. Eres una diosa traicionada por tus hijos, pero tú siempre nos quieres liberar, cautivándonos con tu presencia, y haciéndonos ver lo que somos.

Alejandro López Salguero. 
Sexto Nivel. 2017



Mar, al ver tus azulinas, cristalinas y limpias aguas,
de emoción, me haces llorar.
Cada seis horas, tu marea tiende a cambiar,
y caracolas en la arena sueles dejar.
Maravillosas vidas en ti se pueden avistar,
como las de los peces de colores y estrellas de mar.
Gaviotas te sobrevuelan
y personas en ti nadan sin parar.

Yago García Hernández

Sexto Nivel


Me encuentro en la playa de Bañaderos, en donde se ven casas multicolores que reflejan un paisaje irisado. Alzo la vista y descubro un cielo con nubes de formas caprichosas, a veces, detrás de ellas, el sol radiante se asoma a saludarme con un gesto alegre. Unas furiosas olas rompen contra las rocas ásperas y austeras que poseían un musgo aterciopelado; y al chocar creaban un baño de nívea espuma. La leve brisa acariciaba suavemente mi cara y de vez en cuando la impertinentes gaviotas se posaban en el enorme e imponente mar, animando el paisaje.
Autora: Nazaret Cabrera Ramírez.
Sexto Nivel. 2017




Sentado en un banco de robusta madera, mi mirada se hizo paso a través de unas enormes rocas que ocultaban la enigmática presencia del Bufadero. En su interior alberga todo un mundo submarino protegido por unas rocosas paredes.
Al alzar mi mirada, el anaranjado horizonte anunciaba la inmediata salida del sol. Mientras, en el cielo, unas pequeñas y rezagadas nubes seguían la estela de una bandada de gaviotas que instantes antes se habían adentrado en el inmenso Océano Atlántico.
Autor: Hugo Sánchez Alonso

Sexto Nivel. 2017

El cielo oscuro me hace pensar en los recuerdos del pasado y me desanima. El mar arrogante rompe sus olas contra las piedras y moja mi vestimenta, hace que tenga una gelidez en mi cuerpo aparentemente imposible de desaparecer. Pero el día no está perdido; de repente, entre las nubes, surge un rayo centelleante, la brisa marina acaricia mi cara, mi felicidad resurge entre las sombras al ver a la gente volviendo, y esto hace que ya no me sienta sola. Este preciado y precioso Atlántico en el que se ve a los peces perfectamente, pues la mar está tranquila y su color  plata brillante e inmaculado, hace que me sienta orgullosa de mi isla. Más allá, unos veleros blancos que ondean juntos ayudados por el aire y hacen que este paisaje sea muy vivo. Es un panorama espectacular, quiero pintarlo y observarlo todos los días porque es tanta su belleza que disfruto de la vida junto a él.

Autora: Cristina Mederos Déniz.
Sexto Nivel. 2017.

Aguas transparentes acoge el ancho mar, reflejas en ti todo lo que ves pasar. Cautivador de escritores, pintores y poetas. Desde las altas cumbres te caracterizas por tu color azul, reflejos del amplio cielo en el que te miras tú. Marineros que exploran tu inmensidad, vivimos  y nos alimentamos de los frutos que das. Olas espumosas cuando llegan al final.
Autora: Belén Suárez Rodríguez
Sexto Nivel. 2017.

Vivimos rodeados por él. Cada día lo admiramos al amanecer, al atardecer, al anochecer, su inmensidad se pierde en el horizonte. Demuestra su poder cuando emergen olas furiosas llevándose por delante cualquier cosa que se encuentre a su paso. El ser humano tiene como idea recortarle cada vez más espacio. En sus profundidades, se esconden misterios aún por descubrir. Su grandeza atrae y al mismo tiempo da miedo porque asusta lo desconocido que guarda en su interior.

Autora: Ariadne León Delgado.
Sexto Nivel. 2017






A lo lejos, el mar.  
San Francisco, vetusto y solitario, que nos hace recordar muchos momentos agradables. Cuando el sol derrama su belleza por todo el cielo y los pájaros están preparados para el nuevo día, el barrio no para de anunciar su antigüedad y ternura. En ese momento del día, cuando los dorados rayos de esa estrella llegan a mi cara, siento una nostalgia muy incómoda y a la vez una inmensa alegría. Mis ojos recorren sus casas blancas de piedra y resuenan en mi cabeza unas palabras muy bonitas que me decía una persona que admiraba: “su casa vigilaba todo el barranco Real”. Pero lo que más me gusta es cuando saludo a las nubes desde allí y ellas me dibujan animales en el cielo.

Autor: Jorge Sosa Cabrera.
Sexto Nivel. 2017.




Me dirijo al Sur de El Hierro, voy bajando por la calle ``El Horno´´, al llegar al muelle de La Restinga, también conocido por el Mar de Las Calmas, los barcos mecidos por las olas amablemente me invitan a pasear, pero yo preferí bucear en sus gélidas pero cristalinas aguas. Los corales y las algas me saludan con un frágil movimiento. Cuanto más bajaba, más magnífico me parecía lo que contemplaba. Los peces desconsolados y con su cobarde boca no decían nada; en el fondo de agua azul intenso yacían inertes las estrellas y erizos de mar. Había un sinfín de rocas de formas curiosas, ¿qué esconderán?, me preguntaba.
Al final me voy sin saberlo y con un gran sentimiento de paz.
Autora: Nazaret Cabrera Ramírez.
Sexto Nivel. 2017.

El atardecer me sorprendió sentado en un risco junto al mar, en el pueblo marinero de Agaete, allí reposaba después de una intensa jornada estival de sofocante calor, contemplando al inmenso mar azul, acariciando las rocas que tenía ante mí, mientras el suave céfiro me refrescaba.
Cuando alcé mi vista, las juguetonas nubes, en medio de ese imponente cielo anaranjado me hicieron pensar lo pequeño que somos en este inmenso mundo, más aún cuando me percaté de la majestuosa silueta del centenario Teide.

Autor: Hugo Sánchez Alonso.
Sexto Nivel. 2017.


Camino de Las Palmas de Gran Canaria, puedo observar unas nubes enrojecidas riéndose de los chistes que cuenta el sol antes de acostarse. La mar, ese lago enorme que rodea a este trozo de tierra flotante, se está volviendo translúcida y apagada. Aquellas rocas aventureras se exponen al frío todas las noches peligrando su existencia solo por escuchar el canto que produce su ir y venir constante. Puedo ver que mi destino está cerca y que el tiempo mengua cada vez de una forma más veloz. La mar está juguetona, ya que hoy el viento ha decidido que se merece un descanso. Este paisaje es sublime y conmovedor para unos, y algo excepcional para otros.

Alejandro López Salguero
Sexto Nivel. 2017.


viernes, 28 de abril de 2017

EL MAR, NUESTRO MAR.


Que me pudra en las aguas como Titanic y no en tierra como el corcel del Magno griego. 
Vengo al traidor que te quitó el tridente y el brazo. 
Dime, Atlántico, ¿por qué le arrebataste a Neptuno su poder? Quiero que me entierren en el mar en vez de en tierra. ¡Madre del cielo! Tengo que resistirme ante tus tropas de olas, tus ataques y tus años.

Les presento: Juan, Neptuno y Mar. (17/04/2017)
Autor: Juan Luis Torres Suárez. 6º Nivel. 2017.

(Actualmente y desde el día 20 de abril, Neptuno recuperó su tridente. Creemos que la ira del autor y su reivindicativo y poético texto influyeron decisivamente en las divinidades para que Neptuno recuperara su poder).

domingo, 22 de enero de 2017

¡Nos vamos a Londres!

Estambul, a 9 de enero de 2017
Querida Marina:
Estoy en Estambul con mis padres pues es su aniversario de boda.
Voy a estar quince días, visitaré la Torre de Galata, que fue levantada por los genoveses en 1348 como parte de su expansión. Cuando ves la Torre, te sientes como un diminuto ratón. Es preciosa.
Esta tarde he conocido a una niña inglesa llamada Alys, hemos hablado en inglés pues manejo bien su idioma, además le he enseñado algunas palabras en español. Asimismo, he probado unas delicias turcas que están hechas de maicena, miel y otros ingredientes.
El lenguaje oficial es el turco.
He visto la película “¡Canta!” que en turco es “Sarkini Sü y le”.
Echo de menos mi clima cálido, mi cama y mi isla. Me gustaría volver a casa.
CR

P.D.: Te compré una cosa en el Gran Bazar, te llegará por Correo.

Cristina Mederos Déniz.


París, enero de 2017
Querida tía:
Me encuentro en París con mis padres y me lo estoy pasando estupendamente.
Me voy a quedar una semana en el hotel Holiday Inn París – Notre Dame. He visitado La Torre Eiffel con más de un siglo de historia, se ha convertido con el paso del tiempo en el símbolo de París y en el monumento más visitado del mundo. También he conocido el Panteón de París, fue el primer gran monumento de la ciudad. Su construcción fue anterior a la del Arco del Triunfo y la Torre Eiffel, siendo el primer lugar desde donde se podía divisar París. He asistido a Sainte Chapelle construida entre 1242 y 1248 para albergar las reliquias de la Pasión de Cristo, la Sainte Chapelle es una de las iglesias góticas más famosas del mundo.
Solemos almorzar en el hotel porque ha estado lloviendo y no trajimos ropa para lluvia. Pero igualmente comimos Quenelle que es una especialidad gastronómica francesa, típica de la religión de Lyon y, en menor medida, de Bourg-en-Bresse, tiene forma ovalada o cilíndrica. También probé el Ratatouille que es una comida vegetariana y el nombre proviene del verbo touiller que significa remover. La idea es freír vegetales, para luego cocinarlos todos juntos.
Una de nuestras tardes fuimos al museo del Louvre. Su colección comprende cerca de 300.000 obras anteriores a 1948, de las que se exponen aproximadamente 35.000.
Asistimos a la obra El Rey León en el Teatro Nogador, fue maravilloso, me encantaron los personajes, sobre todo Simba.
Qué pena que no hayas venido, ¡a ver si la próxima vez!
Muchos besos y recuerdos a los primos y a tío.
Nazaret Cabrera Ramírez

P.D.: Dile a Zoe que ya le conseguí lo que me había pedido.


Londres, enero de 2017
Querida Nadine:
Ya he llegado a Londres, es un lugar turístico maravilloso.
Hay muchos lugares que puedes visitar. Me quedaré en un apartamento con vistas a la gran ciudad y al enorme Big Ben. Me he paseado para ver el palacio de Buckingham, que tiene un jardín lleno de flores. Después, visité la “National Gallery” y observé varios cuadros: “Whistle Jacket” ”The adoration of the Kings”, ¡espectacular!
Al mediodía almorcé “Roast Beef”, ternera a la brasa. De postre, tomé “Eton mess”, ya que me gustan las fresas. Cuando terminé, me dirigí al famoso “London Eye”, se veía toda la ciudad desde la gran noria, ¡unas vistas maravillosas! Más tarde fui al “Richmond Park”, me encantó porque varios ciervos lo recorrían en libertad. Antes de que anocheciera, me acerqué al ZSL, el zoo de Londres. Pude dar de comer a las suricatas, tenían las manos suavecitas.
Se hacía de noche, me tuve que marchar.
Para terminar el día, volví al parque, ya que no quería perderme un pequeño concierto. Fue genial. Antes de volver al apartamento, tuve la oportunidad de subir nuevamente en la noria llena de luces y fue espectacular.
Espero verte pronto, aunque me dará pena marcharme de un lugar tan maravilloso, quisiera venir contigo para que tú también lo disfrutes.

Alba Cerpa Rguez.

 P.D.: Te llevaré un peluche de una suricata y fotos que hice en el parque.




¡Hola abuela!:
Me encuentro en Londres con mis padres. He hecho este viaje con la intención de visitar el Real Observatorio de Greenwich al que fui ayer. Me encantó el edificio por sus colores blancos y rojizos, lo que más me impactó fue el planetario, donde pasamos horas.
Hoy hemos ido recorriendo la orilla del Río Támesis a pie y como no hacía mucho frío, hemos disfrutado de la naturaleza, hasta llegar a London Eye. Después de estar en cola más de media hora, pudimos subir y ver la ciudad de Londres a vista de pájaro. Abuela, es impresionante.
Esta noche creo que disfrutaremos del musical “Mamma Mía”, y después a cenar, eso sí que me gusta.
Bueno, cuando llegue a casa, ya te contaré con detalle. See you grand mother.


Hugo Medina Curbelo